• MVCH

Desafíos del estado de Oaxaca para la consolidación de sus relaciones internacionales

Actualizado: 14 de oct de 2020

La creciente interdependencia y la globalización económica posibilitan el surgimiento de importantes entes a nivel mundial que practican la paradiplomacia de manera exitosa. Así se desarrolla la paradiplomacia en Estados Unidos de América del Norte, los cantones en Suiza, algunos departamentos en Brasil, los landers en Alemania y algunas entidades federativas en México.


Hoy presentamos un breve repaso de la paradiplomacia del estado de Oaxaca, entidad que forma parte de la región del Sureste de México, la de menor desarrollo económico y social del país. Por otro lado, es un estado con características particulares realmente paradógicas, pues cuenta con la riqueza natural más biodiversa de México, un potencial para el desarrollo turístico y económico evidente, pero presenta un retraso en su crecimiento. Aunque Oaxaca tiene una posición única geoestratégica para las relaciones internacionales con Asia Pacífico, Centro y Sudamérica, Europa, Norteamérica y que puede servir como puente entre dos océanos, desarrollando su propio comercio exterior, relaciones culturales y lazos turísticos.


Cabe mencionar que Oaxaca se caracteriza por una densidad de población baja en comparación con su territorio extenso; alta tasa de población rural, natalidad, desempleo y migración. Aparte, se puede afirmar que aunque el Estado de Oaxaca está formando casi el 10% de la población estudiantil del país, aún existe un alto índice de analfabetismo.


Oaxaca ocupa el tercer lugar a nivel nacional en potencial forestal y el quinto lugar en producción forestal maderable. Es un estado con un alto potencial minero, pero aún no explorado. Finalmente es un estado que tiene amplias zonas boscosas, rurales, costeras y elevadas barreras en sus altas montañas. Al igual que otros estados de la República Mexicana, Oaxaca se ha orientado a la explotación de recursos naturales: pesca, minería, agricultura y ganadería, orientados principalmente al mercado interno, pero no es autosuficiente. Al ser un estado tradicionalmente agrícola, este sector de la economía está poco desarrollado, asimismo la ganadería y la pesca representan un nivel muy bajo del total nacional. Por otro lado, en la estructura de la economía dominan la manufactura, la construcción y el sector terciario, sin embargo éstos no tienen suficiente dinamismo por lo que en las últimas dos décadas el crecimiento del PIB es de 2% anuales y el PIB per cápita en 2016 era de 4600 dólares. A finales de la década de 1980 y principios de 1990 con la entrada de México al GATT y al TLCAN las reformas estructurales del país, la internacionalización de su economía no beneficiaron a Oaxaca. Lamentablemente el gobierno del estado no consideró a las relaciones internacionales como una prerrogativa para el desarrollo de la entidad. Además, la globalización y la apertura hacia el exterior todavía eran y siguen siendo fenómenos poco conocidos entre la población y generalmente se ven como una dificultad, lo que se proyecta en los conflictos en diversas regiones y el surgimiento de grupos subversivos que impiden la atracción de inversiones extranjeras.


Sin embargo, potencialmente Oaxaca puede convertirse en un gran exportador de diferentes productos agrícolas: piña, papaya, mango, melón, sandía, café, además de pescado, productos textiles y artesanales. Además, la energía eólica, fotovoltaica, turismo – son ramas de economía sumamente atractivas para la IED. Al mismo tiempo Oaxaca está alineada con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y avanza en la implementación de la Agenda 2030 de la Organización de las Nacionales Unidas (ONU).


La pregunta esencial sobre el tema es: ¿cómo el Estado de Oaxaca planea participar en proyectos internacionales si no posee mecanismos y aparatos sólidos para implementar acciones paradiplomáticas? En la primavera de 2019 desapareció la Coordinación General de Enlace Federal y Relaciones Internacionales, a propuesta del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, quien plantea nuevas áreas administrativas que atiendan las acciones gubernamentales del gobierno federal y los del orden internacional. Hoy, a más de un año de distancia, no se sabe qué lugar tienen las relaciones internacionales y la paradiplomacia en el futuro de Oaxaca.


Dra. Valentina Prudnikov Romeiko

Profesora del Instituto de Estudios Internacionales "Isidro Fabela"

Universidad del Mar - Huatulco


Valentina Prudnikov Romeiko

31 vistas0 comentarios