• MVCH

Ciudad, celebración, diplomacia y paradiplomacia

Por: Dr. Fernando Díaz Pérez

Las celebraciones cívicas para las sociedades son fechas evidentemente emotivas, recordamos hechos históricos personajes o algún símbolo que le da identidad a nuestras sociedades. En México es una tradición, prácticamente de este inicio de la vida independiente, el desfile militar del día 16 de septiembre para celebrar el inicio de la lucha por la Independencia Nacional, esta celebración ocurre, también no solamente en la capital del país, también en todas las capitales de los estados, así como las ciudades más importantes.


Debo confesar que fue una novedad observar contingentes extranjeros en el desfile militar, pero ello nos lleva a reflexionar sobre los alcances de la amistad y cooperación internacional en ámbitos muy distintos de la vida nacional y local.

Los Acuerdos de Hermanamiento (AH) entre ciudades tienen su primer impulso en la amistad de los pueblos, aunque los firman gobiernos, la amistad puede transformarse en cooperación. La amistad puede surgir de hechos históricos ocurridos entre personajes ilustres de ambias ciudades. Buena parte de los AH entre ciudades mexicanas y algunas extranjeras tienen su motivo en estos hechos, que por algún inconveniente quedan en el olvido.


Resultaría muy interesante revisar el calendario cívico de nuestras ciudades y buscar estos elementos de encuentro y amistad y convertirlo en una justificación para reactivar los AH a través de iniciativas económicas y culturales que los muestren y generar resultados. Así como con ciudades con las que hemos tenido otros motivos para firmar AH.

Hay experiencias muy interesantes de organización de “Festivales de las Ciudades Hermanas o de las Culturas Amigas” o temáticos sobre jóvenes, música, literatura, expos o muestras artesanales, gastronómicas de inversiones, etcétera, que impulsan el encuentro y la cooperación internacional entre ciudades. La celebración de nuestras ciudades hermanas debe ser asertivo con la idea de abrirnos al mundo, y cooperar con ellas en la construcción de un mundo mejor, donde las ciudades sean los protagonistas del crecimiento y del desarrollo. Tal vez, un día no muy lejano celebremos el “Día de las Ciudades Hermanas” como una fiesta cívica y un desfile con delegaciones de todas ellas.


Dr. Fernando Díaz Pérez

Profesor Investigador

Departamento de Gestión Pública

Universidad de Guanajuato

8 vistas0 comentarios